EL ANTIGUO CONVENTO Y PLAZA DE SANTO DOMINGO DE RIOBAMBA

Los frailes de la Orden de Predicadores de Santo Domingo, fueron los primeros religiosos  en pisar tierra ecuatoriana cuando un  grupo de ellos  acompañó al extremeño Francisco Pizarro en su empresa de conquista del Imperio de los incas. El dominico, padre  Vicente Valverde fue uno de los protagonistas del drama de Cajamarca donde tras una audaz  estrategia fue apresado Atahualpa el último Emperador Inca. Fray Tomas de Berlanga también de la Orden de Santo Domingo, fue el primer europeo en llegar a las Islas Galápagos y describir su extraña fauna. Otro  dominico, fray Gaspar de Carbajal, fue el cronista oficial del descubrimiento del Rio de las Amazonas, pues acompañó a Francisco de Orellana en la magna aventura del descubrimiento del Rey de los ríos.

 En 1580 el riobambeño fray Pedro Bedón que llegó a ser  Provincial de la orden Dominica en la Presidencia de Quito, funda en su ciudad natal el Convento de Santo Domingo. El padre Bedón, además de administrador e intelectual también era un pintor consagrado y es considerado uno de los fundadores de la Escuela Quiteña.

 Según la descripción de nuestro historiador P. Juan de Velasco, la iglesia de Santo Domingo, ubicada en céntrico lugar de la antigua villa  destacaba por su grandiosidad y belleza, solo superada por la Iglesia Matriz.

En 1797  un violento cataclismo destruye completamente la antigua Villa de Riobamba. Los magníficos templos que embellecían la ciudad quedan reducidos a escombros, entre estos la Iglesia  de Santo Domingo. Las autoridades designadas para reubicar la ciudad, escogen la llanura de Tapi para este propósito y en el trazado de la nueva ciudad asignan un lugar privilegiado para la construcción del nuevo convento y templo de Santo Domingo.

Costumbre era en aquellos tiempos asignar dos manzanas completas para los conventos y monasterios además de una gran plaza frente a la Iglesia del convento para la concentración de los fieles en determinadas fiestas religiosas que eran muy frecuentes en esos años. Ya para 1801 los dominicos ocupaban las dos cuadras más céntricas de la ciudad comprendidas entre las actuales calles Larrea, García Moreno, Primera Constituyente y Veloz.

A la amplia plaza frente al monasterio, como era natural se la llamó “Plaza de Santo Domingo” y también como era de esperarse, al estar ubicada en tan céntrico lugar comenzó a ser sitio de convergencia de comerciantes de todo tipo de mercadería. A la larga la Plaza de Santo Domingo terminó como el mercado más popular de la ciudad. Aquí se realizaban las grandes ferias de los sábados, inmemorial costumbre riobambeña.

EL CONVENTO DE SANTO DOMINGO DE RIOBAMBA HITO HISTORICO DEL ECUADOR

El año de 1830 fue  decisivo para el  Departamento del Sur de Colombia hoy llamado Ecuador. La Gran Colombia, el gran sueño de Simón Bolívar se tambaleaba y su disolución era inminente. La  renuncia del Libertador a la presidencia de Colombia precipitó la ambición de los caudillos que se apresuraron a dividirse a dentelladas la nación creada por el Libertador.

El general Juan José Flores, Gobernador del Distrito Sur de la Gran Colombia, no estaba exento de ambiciones políticas. El asesinato del Mariscal Antonio José de Sucre, dejó libre el camino a Flores para encaramarse a la presidencia de la nueva república. El 13 de mayo de 1830 un grupo de “notables” quiteños decide la separación del Distrito Sur de la Gran Colombia, para constituirse en República autónoma e independiente. Es el acontecimiento que Flores esperaba, inmediatamente convoca a los diputados de las tres regiones: Quito, Guayaquil y Cuenca, a reunirse en Asamblea Constituyente para dar nacimiento a la nueva republica.

Riobamba, la Sultana de los Andes, situada en el centro geográfico del país fue la ciudad elegida para acoger a los diputados constituyentes  y se asignó el Convento de Santo Domingo para las deliberaciones.

Para 1830, Riobamba era una ciudad joven que había sido refundada hace pocos años atrás; sus casas y templos eran aún modestas construcciones edificados en una ciudad perfectamente planificada y recta. El Convento de Santo Domingo, ubicado en pleno centro de la ciudad era una sencilla construcción de piedra y adobe, tenía sin embargo una Sala Capitular amplia y acogedora rodeada de un entorno  pacífico, silencioso, místico, apto para la reflexión y la meditación. Este fue el lugar donde el 14 de agosto de 1830 los diputados reunidos en Asamblea Constituyente comenzaron a redactar el primer cuerpo de leyes que regiría el nuevo estado al que bautizaron con el nombre de Ecuador, nombraron a Juan José Flores como primer Presidente de la nueva República y ratificaron a Quito como la capital de la flamante nación.

Durante los siguientes años, continuaron los padres dominicos con su laoble labor evangelizadora y misionera. Para 1865, por sugerencia del Presidente García Moreno, se crea la Diócesis de Bolívar, cuya sede será la ciudad de Riobamba y se nombra a Monseñor José Ignacio Ordóñez como su primer Obispo. En 1870 el Obispo de Riobamba viaja a Roma para participar en el Concilio Vaticano I y aprovecha para pedir al papa, por razones nunca aclaradas, la supresión de los conventos de Santo Domingo, San Francisco, La Merced y San Agustín de esta ciudad de Riobamba. Una parte de los aposentos del convento pasó a manos de los Hermanos Cristianos que fundaron ahí una escuela primaria.

Ecuador vivía los desgraciados tiempos de las feroces luchas entre conservadores y liberales. El Concordato con la Santa Sede había sido roto por el nuevo gobierno liberal y con la promulgación de la Ley de Manos Muertas, los bienes eclesiásticos pasaron a ser propiedad del Estado. Las amplias instalaciones del antiguo convento de los dominicos pasaron  a pertenecer al gobierno y los Hermanos Lasallanos fueron expulsados del país.

Para 1895 al lugar lo encontramos convertido en Cuartel Militar, aquí se instaló un Batallón de Caballería que al mando de Flavio Alfaro y Pedro J. Montero se enfrentaron a los guerrilleros conservadores que el 4 de mayo de 1898 al mando de Melchor Costales intentaron tomarse Riobamba a sangre y fuego pero fueron derrotados por las tropas liberales, provocándose de paso terribles desmanes en la Capilla del Colegio San Felipe donde los conservadores se había refugiado.

Los dominicos regresaron a Riobamba en 1938 y se instalaron en el barrio de Santa Rosa.

En el Congreso de 1902 y por iniciativa del diputado chimboracense, Julio Román, se determina en forma definitiva el establecimiento en Riobamba de un Colegio de enseñanza  secundaria que llevará el nombre del “Pedro Vicente Maldonado”,  y se asigna el local que anteriormente ocupaba la escuela de los Hermanos Cristianos (antiguo convento de Santo Domingo).

Durante el rectorado del General Delfín Treviño, se inicia la construcción del monumental edificio del Colegio Nacional Maldonado.  Inaugurado en 1927, esta construcción de estilo neoclásico es una de los edificios más emblemáticos de Riobamba, un referente cultural de la ciudad y un ícono arquitectónico de la Sultana de los Andes.

LA  PLAZA  DE  SANTO  DOMINGO  ACTUAL  PARQUE  SUCRE

Como ya lo dijimos, la Plaza de Santo Domingo, era el mercado público más popular de Riobamba; la feria de los días sábados era concurridísima. Un colorido y bullicioso conglomerado humano se agolpaba aquí todos los fines de semana.  El espectáculo era folklórico, llamativo, caótico, que no se compadecía ya con el orden y el decoro de una ciudad moderna, por esta razón el concejal Luis Alberto Borja mociona la construcción de un parque en el lugar. La iniciativa es apoyada por el  Presidente del Concejo Municipal de Riobamba,  Luis Alberto Falconí. Ya por esos años (1913) se había colocado en la Plaza una hermosa pileta con un monumento al dios griego Neptuno, como recordatorio de la llegada del agua potable a la ciudad. No fue fácil convencer a los comerciante para que abandonen el lugar, pero finalmente fueron reubicados en otra plazas de la ciudad.

 La  construcción del parque se inició en 1919 bajo la dirección de Antonio Russo, arquitecto italiano a quién se debe algunas construcciones emblemáticas de Riobamba. Los hermanos Tormen, también italianos participaron igualmente en la construcción del parque. El lugar tiene la forma de una Rosa Náutica con la pileta como eje central. Son características sus grandes bancas de piedra con motivos zoomorfos. La flora del parque es un buen ejemplo de la aclimatación de diversas especies de plantas, entre estas se encuentra un árbol de olivo que curiosamente   logró arraigar en suelo riobambeño  e incluso dar frutos.

El Parque Sucre, llamado originalmente Plaza España, ubicado en pleno Centro Histórico de Riobamba, es el sitio público mas concurrido de la ciudad, es el lugar de encuentro de los amigos, visita obligada de turistas nacionales y extranjeros y marco apropiado para las fotos del recuerdo. Me hubiera gustado que conserve su nombre original de “Plaza España” ya que el entorno y el diseño del parque es netamente europeo, tiene un monumento a un dios heleno y como fondo el edificio de estilo neoclásico del Colegio Maldonado, en cambio paradójicamente no existe nada que recuerde al Mariscal Antonio José de Sucre.

 

Vistas: 655

Comentario

¡Tienes que ser miembro de RioenRed para agregar comentarios!

compartir RioenRed

© 2017   Página Creada por RIOENRED.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio